Cuidado y mantenimiento

Prácticamente libres de mantenimiento, las superficies duras no porosas de Caesarstone son fáciles de limpiar y no requieren sellado para renovar su brillo. En la mayoría de los casos, es suficiente con usar jabón y agua, o un detergente suave, para mantener las superficies Caesarstone como nuevas. Si es necesario, puede usar un jabón no abrasivo con una fibra suave o que no raye. Posteriormente, enjuague bien con agua limpia para eliminar los residuos. Los acabados Caesarstone que no sean pulidos pueden requerir un mayor mantenimiento diario debido a su apariencia distintiva.

  • Protección contra las altas temperaturas

    Protección contra las altas temperaturas

    Caesarstone es más resistente al calor y al desgaste y más duradero que otras superficies de piedra, incluyendo la mayoría de los granitos, mármol y piedra caliza.  Pero sí necesita protección frente a temperaturas muy altas (por encima de 150 °C o 300 °F) o cambios bruscos de temperatura.

    Por lo tanto, sugerimos que no se coloquen ollas y sartenes calientes directamente sobre la superficie. También recomendamos el uso de una base protectora de calor o salvamanteles para unidades de cocina tales como sartenes eléctricas, ollas de cerámica u hornos tostadores.

  • Manchas difíciles y salpicaduras

    Manchas difíciles y salpicaduras

    Por lo general, las inevitables salpicaduras y manchas se pueden limpiar fácilmente con agua y un detergente o limpiador suave.  Para eliminar sustancias que hayan quedado adheridas, raspe suavemente el exceso con una espátula de plástico o una esponja que no raye, y luego límpielo con agua tibia.  Las manchas de esmalte de uñas o chicle se pueden eliminar con alcohol desnaturalizado, aclarando después a fondo.

    En el caso de manchas persistentes, se recomienda el uso de un estropajo Scotch-Brite que no raye y un limpiador no abrasivo, que no dañará el brillo de la superficie.

  • Es duro, pero no indestructible

    Es duro, pero no indestructible

    Como cualquier otra superficie, Caesarstone puede sufrir daños permanentes si entra en contacto con sustancias químicas agresivas y disolventes que afecten sus propiedades físicas.

     

    Evite el uso de químicos fuertes, solventes o productos de limpieza muy agresivos tales como limpiadores de horno,  parrillas y detergentes de lavavajillas, los cuales tienen niveles de alcalinidad/pH mayores a 11.  Los productos que contienen aceites o polvos pueden dejar un residuo y deben limpiarse y aclararse bien.

    No limpie nunca la superficie Caesarstone con productos que contengan tricloroetano o cloruro de metileno, tales como quitapinturas o decapantes.


    En caso de que la superficie se vea expuesta accidentalmente a cualquiera de estos productos dañinos, aclare inmediatamente con agua caliente para neutralizar el efecto.

  • Estamos aquí para ayudarle

    Estamos aquí para ayudarle

    Es fácil mantener sus superficies Caesarstone tan bonitas como el día que fueron instaladas. En el improbable caso de que no encuentre una solución a su problema, o si no está seguro de poder utilizar un determinado producto, póngase en contacto con su distribuidor local de Caesarstone, donde estarán encantados de ayudarle.